“Intravisual es un salto a otra dimensión”

 
David Castillo  y Alberto Martínez -Intravisual-  
21/09/2020 / David Castillo  y Alberto Martínez -Intravisual-  
Texto: Javi González

El próximo sábado 26 Laredo será escenario del arranque de una novedosa fórmula creativa. Dos artistas de ámbitos ajenos pero complementarios, como la música electrónica y el terreno audiovisual, pondrán en acción Intravisual. Un espectáculo en el que los laredanos David Castillo y Alberto Martínez prometen volcar su saber hacer para brindar una experiencia novedosa al público. Dos genios mano a mano en una performance inédita en la que saltarán chispas. Un hito histórico reservado para 150 privilegiados. Si aún no tienes la entrada, ya estás tardando.  


¿Cómo se fraguó este proyecto?
David: Fui yo quien llamó a la puerta de Alberto.  Empezaban a salir conciertos,  ciclos de artistas cántabros o ciclos de artistas de Laredo, y algunos no teníamos cabida en este formato.  Entonces, como reto, me propuse darle la vuelta a la situación y encontrar ese hueco. Aparte, me apetecía hacer algo un poco distinto, que fuese más allá del pinchar. En cuanto a mi música tenía claro lo que quería hacer, destripar mis temas, tocarlos en directo y acercarlos, ejecutando la parte más artística, en directo. Todo eso tenía que llevar un ingrediente visual. Hablé con Alberto, le expliqué la idea que tenía en la cabeza. Él tuvo claro que había que hacer algo específico, diseñar un escenario, algo que fuera propio de nuestro evento, que no fuera una pantalla más y proyectar en ella. 

Alberto: Durante el confinamiento he estado explorando muchas vías de creación. Siempre he sido muy inquieto, buscando diferentes formas de hacer cosas y de expresar lo que siempre he querido hacia afuera. Me llamó David, me comentó el proyecto y me pareció genial, porque yo también había querido colaborar con él más de una vez. Me gustó la forma que tenía de afrontarlo, desde la más absoluta humildad, sin pretensiones, sin querer demostrar nada a nadie, sino como un proyecto muy personal que él quería sacar adelante. Desde ahí fui investigando, viendo cómo se podía hacer, imprimir una estética muy peculiar, sorprendente e impactante al espectáculo. Él me pasó los temas musicales, empezamos a trabajar en lo que eran las sensaciones, los sentimientos de toda la línea musical del evento. Y a partir de ahí me propuse intentar plasmar desde la parte visual todo lo que David quiere mostrar y poner sobre la mesa en la parte musical.


Ese es el concepto de Intravisual
Parte un poco de la introspección.  Al final, un artista es un artista y sus circunstancias, el entorno, las noticias que pasan en el mundo. Todos tenemos referentes históricos, morales, artísticos, todos tenemos problemas, motivación de muchos tipos, que de alguna manera influyen en la labor artística. Lo podemos comparar con dos cosas. Primero, con una nave. Porque de alguna manera es un viaje, y creo que cuando se vea el escenario puedes imaginarte que esa gran pantalla translúcida puede ser como la luna delantera de una nave. O también puede interpretarse como un escáner de rayos X. De alguna manera, somos artistas abiertos en canal y expresando cosas a través de ahí. 


¿Qué se va a encontrar el público?
El público va a vivir una experiencia. Tanto musical como visual. Intravisual es un salto a otra dimensión. Queremos transmitir sensaciones y vivencias personales, de él y mías, que trabajadas desde puntos de vista diferentes, convergen en ese mismo punto y en ese mismo espacio. Por otra parte, queremos dejar un lugar para el misterio. Es algo que se tiene que vivir, más que explicar. 

Hablemos un poco de los creadores que estáis detrás. 
David: Llevo pinchando música desde hace 15 años y dedicándome profesionalmente a la música en los últimos cinco años. Pinchar siempre he considerado que es una parte complementaria de mi bagaje artístico. La parte en la que creo que de verdad aporto algo, donde dedico más horas, y creo que me acerco más a la faceta de artista, es componiendo, creando y produciendo música. Estoy en continuo aprendizaje. Cuando he sido capaz de plasmar obras que tienen un trasfondo, que transmiten emoción, que tienen armonías y cierta complejidad, es cuando he podido sentir que igual no me quedaba grande del todo la palabra artista.  En 2019 tuve 88 actuaciones. En 2020 han sido muy pocas, pero tenía todo lleno. Por suerte, desde Asturias hasta el sur de Francia me muevo mucho. En el confinamiento he empezado, por primera vez, a hacer música sin pensar en la pista de baile. He pensado: voy a hacer lo que me apetece hacer, lo que me sale de dentro, a mi bola. Gran parte de esas nuevas creaciones están reflejadas en Intravisual. 

Alberto: Me considero creador audiovisual. El término artista a veces no lo relaciono conmigo, pero la gente de mi alrededor sí lo hace, y entonces sí que te planteas que tu labor tiene que ver con la creación artística. Llevo 10 años haciendo creación audiovisual, Video Mapping, escenografías para obras de teatro, contenidos audiovisuales para diferentes formatos. También me he metido en el tema de la iluminación, que es una cosa que siempre me ha gustado mucho. He abarcado muchos campos en este terreno.  Arranqué en el 2010, haciendo una proyección  de Mapping en la fachada exterior trasera de la Casa de Cultura de Laredo. Fue un proyecto que me hizo replantearme muchas cosas para enfocar mi vida profesional en este camino. De ahí surgieron nuevos proyectos, como el de la Noche Blanca en Bilbao, donde colaboré con la organización haciendo una proyección en el Teatro Arriaga. Después vino la intervención en el Buesa Arena, durante el partido de la Liga ACB con más espectadores de la historia, un Tau Vitoria- Real Madrid, al que asistieron 15.544 personas. Ese año la temática fue Stars Wars,  con el hándicap de no poder usar elementos de Stars Wars, salvo la banda sonora. La gente quedó encantada. Luego estuve en el Sünder Club, en Santander. También he hecho proyecciones en el Alcázar de los Condestables de Medina de Pomar. Y un largo etcétera de eventos. 

De alguna manera, el espectáculo del sábado servirá para desencasillaros
Por eso hemos creado este nuevo concepto. Intravisual nace dando por descontado que la gente estará sentada, a diferencia de lo que suele ser corriente. Se trata de ir más allá de lo que suele ser la sesión de un Dj, pinchando música y la gente bailando. En la parte musical, desnudando un poquito los temas, dando lugar a más partes de la música donde no es puramente el ritmo 4x4, sino que hay más texturas, armonías, o cosas para dejar volar la imaginación. Con el componente visual y el aliciente de tocar en directo para que todos esos ingredientes provoquen el disfrute de los espectadores sentados en sus asientos.

¿A qué públicos está dirigido?
David: A todos los públicos. No hay límites ni por arriba ni por abajo. Es una de las cosas que nos hace especial ilusión. Que puedan venir juntos niños y gente mayor. Nos encantaría que hubiera esa mezcla. Es una forma de quitar prejuicios. Está concebido para que haya estímulos continuos y no resulte pesado para la gente más ajena. Hay un concepto de la música electrónica que siempre me ha gustado: que es democrática. Se basa en el instrumental, y en un lenguaje universal. Lo mismo lo puede disfrutar una persona de 50-60 años en EEUU que un niño de 10 años en Laredo.


Alberto: me gustaría descontextualizar el tema de los elementos vinculados a la noche, a los conciertos, y bajarlos a pie de calle. Vamos a llevarlos a la gente, que no tengan que ir a un festival. Vienen a ti, para que veas lo que hay. Si luego te gusta, podrás profundizar. Además, supone plasmar una idea en la que llevo años perseverando, que es lograr que un tipo de propuestas que sólo se plantean en grandes ciudades puedan darse también en sitios pequeños. 

¿Cómo vais de nervios?
David: He actuado en festivales para 10.000 personas.  Pero ahora igual estoy más con esos nervios sanos, de lanzar algo nuevo, deseando que todo salga bien, en un evento para 150 personas como el del sábado, que en cualquiera de los grandes festivales de los últimos años en los que he actuado. Eso te puede dar una idea del reto ante el que nos enfrentamos.

Alberto:  Me estoy encontrando unos sentimientos internos a la hora de plasmar lo que quiero hacer, donde se juntan nerviosismo, intranquilidad, expectativa… pendiente de lo que la gente pueda devolvernos tras el espectáculo a modo de feedback. Estoy dándole muchas más vueltas que en otros desafíos a la idea de qué mostrar, cuándo mostrarlo y cómo mostrarlo, porque me parece algo tan íntimo, tan recogido... Es de mí para ti, quiero que te llegue, sin saber por qué vía, pero que te llegue. Que te haga algo. Que sientas algo.


En las entrevistas habláis de Intravisual como un punto de partida. 
Alberto: Este proyecto tiene la base y la génesis, el embrión, en  las limitaciones impuestas por la pandemia. Pero nuestro objetivo es hacer que funcione, y  darle continuidad. Simplemente, hemos decidido arrancar en el momento más difícil, más encorsetado, más complicado para emprender algo así. Pero nuestra determinación es poderlo abrir en el futuro, que pueda llegar a más gente, y que pueda crecer.

David: Lo mejor es que el concepto puede hacerse evolucionar de mil formas. Nuestra idea era estrenar en Laredo. Pero tenemos la idea de que tenga continuidad, de que pueda verse en más sitios. Ya estamos trabajando en más fechas en otros puntos de Cantabria. Es un proyecto pensado para adaptarse a cualquier tipo de espacio, pequeño o mediano, y quién sabe si cuando el contexto cambie, y podamos hacer eventos en otros formatos, pueda cobrar una dimensión diferente. 

Sólo hay 150 localidades a la venta. Hay que estar vivos
Las entradas ya están a la venta. Se pueden adquirir en la Casa de Cultura de Laredo, o en bit.ly/intralaredo  Cuestan 6 euros, un precio simbólico. Creemos que lo que vamos a ofrecer merece mucho la pena, es algo distinto, algo en lo que llevamos mucho tiempo  trabajando, y algo en lo que creemos. 

No quería cerrar sin vuestra visión sobre el trastorno que está padeciendo la Cultura con motivo del COVID
David:  En mi caso, el 90% de mis ingresos en mi vertiente artística vienen de los conciertos, de las actuaciones, de las presentaciones en vivo. Cuando eso desaparece, se nos cae el medio de vida. Yo estaba el 7 de marzo contento porque tenía la agenda del verano prácticamente llena, con varios festivales cerrados y un montón de trabajo. En una semana todo se fue al garete.   Nuestro sector ha sido el primero en parar, y va a ser el último en volver. Creo que muchas veces se le ha tratado de forma injusta, poniendo el foco de todos los males sobre el ocio nocturno. Sin embargo, desde hace semanas, por no decir meses, el ocio nocturno está completamente cerrado, y la situación sigue siendo complicada. Igual no éramos tan malos, cuando intentábamos poner todo de nuestra parte para controlar los pocos eventos que nos han dejado hacer.  Y además, yo me hago la siguiente pregunta: ¿Qué es mejor? ¿que podamos funcionar manteniendo unos aforos razonables y con unas medidas de prevención que somos los primeros interesados en velar por su cumplimiento? ¿O que, como consecuencia de que este sector esté cerrado, la gente busque alternativas más peligrosas, donde las medidas de control y protección brillan por su ausencia? Ahí lo dejo.

Alberto: Yo venía trabajando últimamente como técnico de iluminación en eventos y espectáculos. En marzo teníamos todo el verano cubierto de fechas y todo se vino abajo. A mí, como técnico de eventos que se dedica a la parte cultural, me parece bien que se tomen determinadas medidas cuando haga falta. Pero creo que, a la hora de decidir qué se permite y qué no se permite, ha habido demasiada arbitrariedad, dando lugar a agravios comparativos que no se entienden. Se pueden plantear las cosas de otra manera. Si se quiere, se puede. Otra cosa que me ha hecho gracia escuchar durante este tiempo es que el dinero de la Cultura se iba a dedicar al COVID. Pues entonces, cuando no tengamos trabajo, o no tengamos forma de afrontar nuestras deudas, iremos a pedir ese dinero que nos correspondía al sector. Es que hay discursos que no se sostienen. Vamos a intentar retomar la vida en estas circunstancias, con protocolos y medidas. En los eventos culturales no ha habido ni un solo brote. A diferencia de otras actividades que se están permitiendo y donde las medidas brillan por su ausencia.  Finalmente, Me gustaría dar visibilidad a los técnicos. Estamos en la parte de atrás. Somos los de negro, siempre en segundo plano. Y ahora más todavía. Para que alguien suba al escenario y se le vea y escuche, estamos un grupo de gente por detrás. Ahora mismo estamos parados. Y o te buscas la vida para defenderte como gato panza arriba, o te quedas ahí. Que no sea por intentarlo.


Entradas a la venta aquí  También disponibles en la Casa de Cultura hasta agotar existencias. Precio 6 euros
Compartir:  Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir por correoCompartir en PinterestCompartir en Whatsapp

Tiendas, servicios y
Comercios Destacados

Compra en Laredo, hoy más que nunca, comercio de proximidad
Cargando
¿Tienes un golpe en tu coche?
¿Tienes un golpe en tu coche?
¿Tienes un golpe en tu coche?
Ver promo
Ver promo
Marisco y pescados frescos
Marisco y pescados frescos
Marisco y pescados frescos
Ver promo
Ver promo
Organizamos todo tipo de eventos
Organizamos todo tipo de...
Organizamos todo tipo de eventos
Ver promo
Ver promo
Sólo vendemos inmuebles en exclusiva
Sólo vendemos inmuebles en...
Sólo vendemos inmuebles en exclusiva
Ver promo
Ver promo
Un hogar ideal existe
Un hogar ideal existe
Un hogar ideal existe
Ver promo
Ver promo
Las mejores marcas en moda
Las mejores marcas en moda
Las mejores marcas en moda
Ver promo
Ver promo
Comments System WIDGET PACK
https://www.laredulin.com//protagonistas/intravisual-es-un-salto-a-otra-dimension/ia1021
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat
Registrarse





... ...